jueves, 6 de julio de 2017

HASTÍO G-SHOCK

Estoy aburrido de los G-Shock, desde hace años no hay nada emocionante, nada bajo mi punto de vista que me ilusione, solo conservar mis modelos antiguos tiene algo de aliciente...




Puede parecer exagerado, pero no, me aburren, no hay nada interesante en los nuevos modelos, no hay módulos correctamente protegidos(como marcan los cánones G-Shock), ni tampoco "magia" aunque esto ultimo sea muy personal...Lo cierto es que no me emociona lo que veo y os lo dice quien ha tenido muchos G y que ahora tiene un modelo representativo de los "Master of G" que es el RANGEMAN CAMO...

Además de no ver modelos "emocionantes" nos encontramos con que la mayoría de los modelos G son modelos con agujas...analógicos, algo totalmente en contra de la historia G-Shock y por ende de Casio...es increíble que si hacemos historia podemos recordar que Casio casí destruye de la faz de la tierra a la relojería Suiza...pero ya se sabe, si no rematas al enemigo...el enemigo volverá con más fuerza...

Ahora Casio quiere ser agujas, quiere ser "premium", quiere en definitiva dejar de ser el mismo, dejar de ser Casio y convertirse en elitismo...cuando en realidad en su terreno ya lo era...¿Acaso hay algo más motivador que poseer un DW-200?, para algunos que conocemos esa calidad lo podemos decir claro, no hay nada mejor, relojes digitales excepcionales a un precio excepcional, que además con un poco de mantenimiento y mimo son para toda la vida...y todo por no muchos euros.Imaginate que Casio decidiera volver a fabricar el DW-260...tal y como era, sin más...¿No te comprarias uno?, ¿No disfrutarías de un reloj herramienta sin artificios?, ¡UN RELOJ!, si para darnos la hora y para poder cronometrar, poner una alarma o tener doble horario para viajes...y todo protegido con una caja que podría resistirlo todo...en un mundo lleno de complejidades y exigencias...a veces eso es lo mejor, la sencillez, pero contundente.

Yo comencé con Casio como todos, con un PT-1(teclado), y con los relojes negros digitales de Casio, con modelos increíbles llenos de funciones y con muchas aplicaciones muy distintas, auténticos relojes de película a un precio lógico y además, con calidad para toda la vida...echo de menos esa "Casio Collection" de los años 80...simplemente fascinante.

Muy posiblemente por culpa de ZONA CASIO y su especial F-91w he recuperado esas ganas por los Casio, pero no por los de hoy, sino por los de entonces, por los "vintage" de los años 80...ahora miro el F-91w(que tengo en este momento en la muñeca), y vuelvo a sentir lo que sentí cuando era un "Goonie"...algo que los G-Shock de hoy no me hacen sentir.

He recuperado las ganas por Casio, pero como siempre en el pasado, el presente es bastante decepcionante, G-Shocks caros y con agujas, caros y sin protección interna...y la colección básica a excepción de algunos modelos como el F-91w no tiene fuste, ni calidad.

Creo que Casio ha tomado un camino erróneo, pero eso no lo podremos saber hasta que sea o demasiado pronto...o demasiado tarde.

Voy a volver a Casio, al DW-260(que estoy intentando conseguir), al BM-100 un reloj con triple sensor...con altímetro y profundimetro...impresionante... y los Marlin como los W-35 que son autenticas bellezas en un reloj digital, donde además se respetaban a estos relojes, se fabrican con calidad y dignidad...hoy los Casio"doraditos y plata" que vemos en muchas muñecas no son más que sombras de lo que fueron, cuando se fabricaban como relojes de gama alta y no como relojillos baratos...a Casio las agujas le han hecho mucho daño...será la venganza Suiza, el aparentar por encima del ser...no lo sabemos...hoy comprarse un G-Shock es gastarse una pasta, a excepción de algunos modelos como los DW-5600E, DW-9052...autenticas herramientas resistentes y a un precio lógico...lo demás es querer y no poder, principalmente por algo contradictorio, el concepto G en si mismo.

Que Casio haga lo que quiera, es dueño de si mismo, pero si en algo han destacado han sido en dos cosas, tocar el cielo y besar el suelo...