viernes, 10 de julio de 2015

CAMBIO DE PILA A MI DW-1000

La calidad de este autentico "vintage" es impresionante...un reloj para toda la vida con un montón de años de a la espalda...sino recuerdo mal, tantos años de viejo como un servidor...





El DW-1000 es un predecesor de los G-Shock, un reloj de buceo, bisel de goma, caja de acero, 200M WR, pulsadores anchos, trasera roscada... y un buceador frente a la leyenda Casio.

Abrimos a nuestro amigo y nos encontramos un modulo inmaculado y una caja muy bien construida...





Podemos ver abajo la junta que esta plana, y arriba un separador de plástico.El modulo va muy bien acoplado a la caja y al cerrar o abrir el modulo no se mueve, ni lateralmente ni tampoco hacia delante o atrás...






Trasera roscada...pero miramos la junta que esta plana, reseca y al sacarla de su alojamiento se partió...






Su modulo, quizás el filtro polarizador este un poco quemado por el sol, poniendo uno nuevo los dígitos estarían más potentes más negros...no lo descarto en el futuro.






Una caja de acero inoxidable es para toda la vida si la cuidamos bien, después de tantos años...mirar como esta...una pasada, a esto le llamo yo fiabilidad.






Pila nueva...todo funciona...luz incluida...



Junto con mi GW-5000, el acero es el acero...



Una pena que Casio no tenga recambios del bisel frontal negro...esta roto en la esquina superior izquierda, si os fijaos en la foto lo vereis...

La junta la intenté solventar estirando un poco una junta de un GW-M5600 que le va un poco corta...así que lo que hice fue estirarla, aceitarla y dejarla en su alojamiento hasta que se quedo bien, después cerré.

No voy a usar este reloj en el agua hasta no ponerle la junta original y cambiar las juntas de los pulsadores...una vez lo haga, si lo usaré en el agua, pero esa revisión la mandaré a realizar en el SAT oficial, no quiero cargarme un reloj como este.

Si encontrais un reloj como este en Ebay no lo dudeis, es una pieza especial capaz de seguir funcionando todos los dias.



Hasta pronto amigos, disfrutar el fin de semana.