martes, 17 de febrero de 2015

VESTIR G-SHOCK ADELGAZA

Se que la frase puede soltar más de una sonrisa, pero la verdad es que esa frase esconde más de una verdad dentro de ella...




Imaginar a Pedro, tiene 45 años, es informático y analista de sistemas, trabaja duramente unas 12 horas diarias para una conocida empresa, su trabajo es muy sedentario, apenas hace ejercicio ni en el trabajo ni fuera de el...pero para cuando sale no esta con animo de más, solo de llegar a casa...

Pedro como podéis imaginar tiene sobrepeso, nada extraño con ese tipo de vida, además Pedro tiene muchas horas muertas en su trabajo donde tiene que estar delante del ordenador por "contrato", cosa que pasa en muchos trabajos al día de hoy, solo 4 horas son productivas realmente, fuera de ellas...contrato y perdida de tu vida...es así.

Podría ser nuestro Pedro desde su casa...esos G-Shocks...(FOTO INTERNET)


Nuestro amigo, navega por Internet y le gusta mirar páginas de relojes y foros, disfruta mucho leyendo, aún no se ha atrevido a participar ... para el esos ratitos son lo mejor del día en su trabajo...a veces cuando tiene que moverse a alguna sección del trabajo para arreglar el típico problema de red vuelve al poste que no terminó de leer.

Pedro ha redescubierto los G-Shocks, hace años que no se acordaba de esos relojes, ni de ningún otro reloj digital,  pero la gente en los foros les da mucha importancia...decide después de muchas dudas, hacerse con un modelo no muy caro(a ver que pasa), un modelo G-9000.No tiene claro si le gustará o será capaz de ponérselo más allá de ir a la piscina...

Días más tarde el reloj llega a la dirección de su trabajo(no le ha dicho nada a su mujer), cuando tiene un rato libre abré con ganas el paquete...saca el reloj y una vez desempaquetado lo mira con atención, le da la vuelta, mira su trasera...le gusta, sonríe, se quita su reloj social y bien parecido, su reloj Suizo, lo deja en la mesa y se coloca el Mudman...no lo puede evitar...vuelve a sonreír.

Otro dia con horas perdidas...(FOTO INTERNET)


Al día siguiente llega con su Mudman al trabajo, (con la confianza que da saber de G-Shocks), después de haberse informado esos meses de que es exactamente, no le importan los comentarios de algunos compañeros de la empresa, en la  hora del café, su reloj se torna el centro de las conversaciones con sus compañeros...el defiende su reloj, sin darse cuenta es un apostol...de Casio.

Un forero Adan y sus Mudman...


Pedro vuelve al foro, ve postes de otros miembros haciendo deporte, saliendo a caminar...Nuestro amigo empieza a recordar su Casio calculadora de 1986...y su bicicleta "mottoreta" de GAC...recuerda muchas cosas, entonces era delgado...sonríe, otra vez...Sigue leyendo un poste llamado "Este fin de semana", ve mucha gente de todos los niveles que participa en ese poste y empieza a pensar en aquella bicicleta tan chula que vio meses atrás en el centro comercial...Podría deja el tabaco...salir con la bici...¿Por qué no?...

Y así, por un reloj que invita a la acción Pedro volvió a ser un poco más niño, y también cambio ciertos hábitos en su alimentación.

Pedro se compro la bicicleta y escribió su primer poste en su foro favorito...

Cada vez que Pedro mira su reloj, no siempre es para ver la hora...a veces solo lo mira por disfrute...y siempre sonríe.

Se siente mucho mejor.